top of page
  • Foto del escritorIntegra Desarrollo Empres

Obligaciones relativas al activo fijo que se ha vendido o se ha dejado de utilizar.

Agosto 26, 2020 | C.P. Bulmaro Castillejos



Dependiendo de las condiciones particulares de cada empresa, puede presentarse situaciones en las que los bienes que forman parte del activo fijo se hayan vendido o se hayan dejado de utilizarse, pero se mantienen en la empresa.

Para estos casos, el Artículo 31 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) en su sexto párrafo establece lo siguiente:


Cuando el contribuyente enajene (venda) los bienes o cuando éstos dejen de ser útiles para obtener los ingresos, deducirá, en el ejercicio en que esto ocurra, la parte aún no deducida. En el caso en que los bienes dejen de ser útiles para obtener los ingresos, el contribuyente deberá mantener sin deducción un peso en sus registros.


De lo anterior se desprenden las siguientes situaciones:


1. Los bienes han sido enajenados: Caso en el cual el bien se dará de baja del activo fijo y en su salida se generará una utilidad o una pérdida por su venta.


2. Los bienes dejaron de ser útiles: pero permanecen en la empresa. En este caso el bien debe mantenerse en el activo fijo con un valor de un peso.


Esto no es aplicable en la venta de bienes que fueron parcialmente deducibles, como por ejemplo la compra de automóviles, o en el caso de bienes de inversión (activos) que no fueron deducibles en su totaliobligaciones-relativas-al-activo-fijo-que-se-ha-vendido-o-se-ha-dejado-de-utilizardad.


Es importante tener en cuenta esta obligación para aquellos casos en que los bienes ya no se utilizan pero que aún no se han vendido, de forma que la empresa no vaya a proceder a darlos de baja de la contabilidad, sino que deberá mantenerlos con el saldo de un peso, como se ha indicado anteriormente.




66 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page